Vuelta a Casa...

27/08/2018
  • Vuelta a casa..

  • Todo lo bueno se acaba y muchos estáis aún pasando por la fase de negación: vuelta al mismo trabajo, a la misma casa, los mismos atascos...Y por momentos se te pasa por la cabeza cambiar de aires lo de siempre: el gimnasio, la dieta, la decoración...

  • En este post vamos a ayudar con algunos consejos decorativos a aquellos que necesitan un cambio total con pequeños detalles. Animarse con las ensaladas o con el spinning corre por vuestra cuenta.

    ¿Como cambiar la decoración de casa en un pispás y sin invertir demasiado dinero?

    1. Reorganización de muebles: es hora de probar esa idea de poner el sofá aquí y la mesa allí. Mejor si lo dibujas antes y si es con medidas, mejor al cuadrado. Es de las ideas más económicas para hacer una renovación express y no tener la sensación de que el tiempo no pasa por tu casa. 
  • Y quien dice muebles, dice lámparas, cuadros, fotografías, figuritas y libros. Anímate a reorganizar y de paso podrás aprovechar para hacer limpieza, distribuir mejor el espacio y deshacerte de aquellos trastos que andan todavía por casa, pero que hace un millón de años que no usas para nada.

    2. Textiles: especial atención a las cortinas, los manteles, las alfombras, los cojines, las colchas y todas las tapicerías de sillas y sillones. 

    Los textiles aportan vida, carácter, color, llenan en espacio y visten con personalidad cada habitación, cocina incluida. Unas cortinas equivocadas pueden provocar sensación de tristeza y oscuridad; cambiar radicalmente y optar por cortinas claras y translucidas harán que la habitación parezca otra. Igualmente en cuestión de textiles no hay nada escrito en cuanto a materiales: lana, algodón, lino, terciopelo, pana, lona, chenilla, tweed, piel... cada tipo tiene sus propias utilidades y permite obtener diferentes efectos, pero nunca hay que perder de vista el conjunto. Se trata de redecorar y armonizar
  • Podemos optar por tonalidades que tiendan al frío o por aquellas que tiendan a sumar calidez. Como siempre, la entrada de luz natural va a ser determinante, ya que si estamos hablando de estancias muy luminosas decidirse por tonalidades frías (que tienden a azules, verdes, grises piedra, blancos...) es buena opción porque el sol que entra nos aporta ese calor.

    3. Iluminación en capas: 

    El tono y la intensidad son fundamentales para dotar de expresión un espacio. La luz crea contrastes, volumen, profundidad, puede intensificar texturas. Un error típico es no prestarle la atención que merece, porque independientemente de la utilidad (obvia), la iluminación es parte del diseño de interiores y no puede separarse de ella.

    Tan sencillo y tan difícil como combinar varias capas de iluminación dentro de un mismo espacio. Esto nos va a aportar mucho dinamismo.

    •Capa uno: la luz natural. Planifica la distribución para no terminar teniendo una estancia oscura. Puedes echar mano de los consejos del post ¿que hacer si mi casa es oscura? en el que os dábamos pautas para no entorpecer el paso de  la luz natural.
  • •Dos: capa general. Supone el punto de partida, la base de la iluminación artificial que ilumina toda la habitación o pasillo de forma uniforme. Dependiendo de si hablamos de la cocina o de una habitación esta será distinta. Es más habitual -y recomendable- encontrar tonalidades frías en baños y cocinas, y optar por tonalidades que tienden a cálidas en las habitaciones y el salón.

    •Tres: la forman las luces puntuales o de acento, que contribuyen a resaltar algo concreto en la decoración llamando su atención. Aquí entran, por ejemplo, los focos orientables o las tiras led. En las tiendas es muy fácil distinguir la capa general de la puntual, veréis que está presente la iluminación del local y determinadas zonas resaltadas. Eso son las capas.
  • •Cuatro: Iluminación en zonas de trabajo: leer o cocinar requieren de una iluminación adecuada para que no te dejes los ojos. Importante que no tengan brillos, demasiada intensidad y que sean funcionales. Lámparas de mesa, apliques, pies de salón se engloban aquí.

  • Resumiendo: luz para ver, luz para mirar y luz para contemplar.

    4. Plantas: Una genial idea decorativa es usar plantas de interior como complementos. Y es que plantas hay miles, es prácticamente imposible que no encuentres una que no encaje con tu estilo. Además de sus aplicación decorativa, los beneficios están más que contrastados y es que tener plantas reduce el estrés según varios estudios. Un simple ficus o un cactus pueden darte muchas alegrías si les cuidas bien y te harán más llevadera la vuelta a la rutina.
  • ¡Feliz semana! 
comments powered by Disqus

buscar...

Últimas entradas

  • Soluciones para LED

    17/09/2018
    Soluciones para LED | Keisu, iluminación y diseño.
    En esta nueva entrada os damos algunas soluciones para los problemas más habituales con los productos LED.
  • Vuelta a Casa...

    27/08/2018
    Vuelta a Casa... | Keisu, iluminación y diseño.
    Todo lo bueno se acaba y muchos estáis aún pasando por la fase de negación: vuelta al mismo trabajo, a la misma casa, los mismos atascos...Y por momen...

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete y recibirás todas nuestras novedades. Cero SPAM, sólo contenidos de valor.
He leído, comprendo y acepto la política de privacidad
Información sobre el tratamiento de datos